martes, 26 de enero de 2016

PABLO JERÍ QUINTANILLA

Esculturas de arcilla
Quinua, Ayacucho - Perú.






"Pablo Jerí Quintanilla desciende de una familia de ceramistas, su padre fue un representante de la escultura en arcilla. Trabajó denodadamente junto a sus hijos en momentos en que se inició la violencia en la sierra sur andina. La obra de su padre posee características propias y sus representaciones están más cerca de la escultura, por los tamaños y tratamientos  estilísticos que elaboraba especialmente priorizando la obra de autor. La autenticidad en cada uno de sus objetos fue una de sus mayores virtudes y supo transmitir este sentimiento no solo a sus herederos sino también a su comunidad artística..." (1)
























"Las manos y la fuerza creativa de Pablo Jerí Quintanilla han modelado en barro trágicos campesinos aplastados por el peso de los años y la miseria, pero también altivos hombres de campo en trance de la liberación de los pesos que aplasta los siglos. Desde temprana edad Pablo, ya percibía el drama humano, fue premiado cuando tenia 13 años de edad por plasmar la figura de un campesino gritando con furia con su lampa y pico en mano mirando al cielo..." (2)























"Pablo recrea con vigor y autenticidad el denso, dramático y duro mundo campesino, sus esculturas representan al hombre campesino que grita y que no es escuchado, que reclama sus derechos como tal, rompe cadenas como un acto de liberación ante los sucesos ocurridos entre los años 1970 y 1980, reflejando el dolor, el derramamiento de sangre, abandono y pobreza..." (3)


















"La degradación del hombre andino ante tanto maltrato, olvido de parte de los gobiernos sintiéndose rendido son las representaciones de casos sociales suscitados en Ayacucho, plasma figuras expresivas de petitorio a una necesidad, denuncia de excesos y protestas causadas por el dolor, clamor y llanto pero también la propuesta de nuevas esperanzas para el alivio en el ser humano..." (4)




























Palabras de agradecimiento al escultor y ceramista "Pablo Jerí Quintanilla", al abrirnos la puerta de su "Museo de Barro" y hacer posible la realización de este reportaje fotográfico.




________________________________________________________________________
Fotografías: son propiedad de Gino L. Ataucusi Arenas.

Obras: son propiedad de Pablo Jerí Quintanilla

Museo de Barro: Jirón Lara, n° 100 - Quinua, Ayacucho - Perú.

(1).- Pablo Jerí Quintanilla.

(2, 3, 4).- Drama HUmano
.- Pablo Jerí Quintanilla.

miércoles, 20 de enero de 2016

MUSEO DE SITIO WUARI

Ayacucho, Perú.


Cerámica Policroma -  Wari.




Antecedentes De Wari
Al igual que en otras partes del territorio peruano, durante los primeros 500 años d.c. en esta parte del Área Central Andina, se desarrolló una sociedad netamente regional, la cultura Huarpa, dedicada básicamente a la actividad agropecuaria, con una tecnología avanzada del sistema hidráulico, construyendo andenes, terrazas, reservorios y canales de irrigación.
Desde los primeros momentos, los Huarpa, mantuvieron una relación con los pueblos de la costa sur central (Nazca) y el altiplano (Tiahuanaco). Estas relaciones se hacían cada vez mas estrechas, permitiendo el crecimiento poblacional y la competencia entre las aldeas situadas en los valles de esta región, para luego desencadenar una transformación en los patrones sociales y culturales, cediendo a la formación de una nueva sociedad de carácter imperial, denominada Wari. 





Complejo Arqueológico Wari.




WUARI
(Del 550 a 1,100 d.c.)
Representa la continuidad del proceso histórico andino surgido en Ayacucho a través de Huarpa y nutrido con el aporte de las culturas Nazca y Tiahuanaco, consolidándose en un poderoso estado imperial que unifica a casi todos los valles de la costa y sierra del actual Perú.
El imperio Wuari alcanzó su máxima expansión territorial a partir del año 700 d.c. impartiendo un nuevo modelo arquitectónico y llegando a construir importantes centros urbanos como Wiracochapampa en la sierra de la libertad por el norte, Cerro Baúl en Moquegua por el sur, Piquillacta en el Cuzco por el este y Pachacamac en Lima por el oeste.
En la actualidad y de acuerdo a las evidencias disponibles se sabe que la extensión del Imperio Wuari llegaría hasta Piura y Tacna, cubriendo un área total estimada en 300,000 Km. cuadrados.






Cerámica Policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica antropomorfa - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.





Escultura en roca volcánica - Wari.



Pileta Monolítica
Esta escultura lítica es de roca volcánica, que representa a un personaje importante de la época Wari; por el tocado y la vestimenta que aún se aprecia.
En cuanto a la función, por el agujero que presenta en la parte media de la escultura y por la asociación que puede formar parte del contexto con las piedras talladas en forma de tuberías y canaletas; probablemente corresponda a una pileta que funcionó durante el Horizonte Medio.
En cuanto a la procedencia, no se sabe con exactitud, pues esta escultura fue traída de las ex-haciendas situadas en los rededores del Complejo Arqueológico Wari.





Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.




Producción alfarera
Durante la sociedad Wari, se intensificó las diferentes actividades manufactureras y artesanales, especialmente la producción alfarera que alcanzó niveles de excelencia, permitiendo de este modo el surgimiento de sectores especializados en cada una de ellas. Siendo Conchopata uno de los centros de producción de cerámica más importantes de la época Wari (sitio arqueológico ubicado en la actual ciudad de Ayacucho).
En Conchopata residieron especialistas en la producción de cerámica. Quienes elaboraban cerámicas de uso domestico (ollas, platos, escudillas, cucharas y cántaros), ritual (figurillas, escultóricas y miniaturas) y ceremonial (cántaros y urnas gigantes). Para ello utilizaron diversos instrumentos como: Moldes, tornos, paletas, alisadores, pulidores, entre otros.





Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cráneo deformado.




Medicina y Enterramiento
Los Wuari, tuvieron un alto conocimiento en la medicina, realizaron intervenciones quirúrgicas, trepanaciones craneanas utilizando las plantas medicinales para el tratamiento de los pacientes. Practicaron también la deformación craneana.
La sociedad Wuari, conceptuaba la continuidad de la vida, después de la muerte; por tal razón, acompañaban a sus muertos con ofrendas consistentes en objetos, joyas, alimentos y en algunas ocasiones acompañados con sacrificios de animales y humanos.
Además construyeron tumbas de diferentes características desde lo más simple, hasta las tumbas lujosas como las cámaras funerarias talladas al estilo Tiahuanaco. El entierro se realizaba en posición fetal envueltos con finos tejidos.





Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.





Cerámica policroma - Wari.






Arma en roca volcánica - Wari.




Armas de Guerra
El imperio Wari, tuvo un poderoso y eficiente aparato militar de beligerancias y alianzas que les permitió conquistar gran parte del actual territorio peruano, mediante la imposición de su cultura, arte y religión. La composición del ejército imperial básicamente estaba conformada por los parientes de los sacerdotes o los mismos sacerdotes.
Conquistando y ampliando sus fronteras territoriales, lograron la captación de impuestos que logró acumular excedentes de producción para el Imperio; permitiendo de este modo, el sustento de la clase gobernante concentradas en la capital y la manutención del ejército.
El ejercito Wari, estaba provisto de lanzas, hachas, porras, macanas, escudos, arco y flecha, boleadoras, hondas y otros.





Cerámica antropomorfa policromada - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Escultura en roca volcánica - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.












Cráneo deformado - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.












Cerámica policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica policroma - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Molde de cerámica - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Cerámica - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Arma en roca volcánica - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Batan de piedra - Wari.






Complejo Arqueológico Wari.






Arma en roca volcánica - Wari.










Palabras de agradecimiento para el personal del "Museo de sitio wari", por el apoyo prestado en la realización de este reportaje fotográfico.



_______________________________________________________________________
Fotografías: son propiedad de Gino L. Ataucusi Arenas.

Enlaces de interés: