viernes, 15 de junio de 2018

FRANZ KRAJNIK

UCHURACCAY
Exposición Fotográfica

FRANZ KRAJNIK




"En un blanco y negro elegíaco, su arte crea un clima imaginario -el eclipse de la implacable luz solar andina- en el que que el pasado ya no es más una piedra de molino al cuello del grupo humano. Está claro que Krajnik no pretende ocultar que el dolor si es una sombra acompañante. Solo así empieza uno a atisbar el sufrimiento que los desgarró hace treinta años, y cuyos ecos permanecen atenuados, asordinados, pero reales. Solo así puede uno descubrir que la actual comunidad de hombres y mujeres de todas las edades siempre han tenido razones suficientes para vivir. Y que lo ha hecho con una fuerza que se ha impuesto a la tristeza y lejanía de un pasado roto, ahora recompuesto en su memoria e indesligable de un presente en el que nuevos objetivos han hecho y hacen brotar nuevamente alegrías y expectativas a 4.000 metros sobre el nivel del mar." (1)




FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK




"Uchuraccay ha quedado marcada indeleblemente como frontera de lo fotográfico en el Perú. No solo el aciago evento del 26 de enero de 1983 hizo de esta comunidad andina ayacuchana, a 4.000 metros sobre el nivel del mar, un súbito e inverosímil espacio de brutal atención mediática, un frenesí que antecedió a su disolución pero que estuvo  ausente de su renacimiento a mediados de 1990 tras haber estado despoblada durante 10 años. Están, también, las últimas fotografías tomadas por Willy Retto en menos de la fotografía en tanto documento: en la realización del acto fotográfico un fotógrafo solo es detenido por su propia muerte." (2)




FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK





FRANZ KRAJNIK




Palabras de agradecimiento al personal de la Sala Luis Miró Quesada Garland, por el apoyo prestado para la realización de este reportaje fotográfico.



________________________________________________________________________
Fotografías: son propiedad de Gino L. Ataucusi Arenas.

(1, 2). Catalogo

Notas relacionadas
Uchuraccay es una comunidad altoandina de la provincia de Huanta (Ayacucho) en la puna peruana. Está situada a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar. El último censo, del año 1981, dio como resultado 470 habitantes. Sin embargo, la antigua Uchuraccay ya no existe, puesto que desapareció en el año 1984 debido al régimen de terror instaurado por Sendero Luminoso y el propio gobierno peruano. Unas quince familias han vuelto y han construido casas cerca de la ubicación original.

A pesar de ser un pueblo muy pequeño de la puna peruana, Uchuraccay trascendió en los medios peruanos y mundiales debido a las brutalidades cometidas. Algunos dicen que Uchuraccay es el mayor ejemplo de los graves destrozos, sociales, humanos y económicos que provocó la guerra entre Sendero Luminoso y el Estado del Perú. (Leer más)
.
El 26 de enero de 1983, los periodistas: Willy Retto, Jorge Luis Mendívil Trelles, Eduardo de la Piniella, Octavio Infante, Amador García, Pedro Sánchez, Félix Gavilán y Jorge Sedano Falcónllegaron a la alejada comunidad ayacuchana de Uchuraccay. Nunca más regresaron. (Leer más)

Vídeo:





viernes, 1 de junio de 2018

GERARDO CHÁVEZ LÓPEZ

CHÁVEZ 80
RETROSPECTIVA
(2/3)

Gerardo Chávez López: "Carrousel de mon fils", 1997. Óleo sobre tela. (Detalle)





GERARDO CHÁVEZ LÓPEZ
(Trujillo, Perú. 16 de noviembre de 1937.)

Hijo de Pedro Chávez y Rosa Estela López. Nació en Trujillo, La libertad, aunque parte de su infancia transcurrió en Paiján. Hermano menor del también pintor Ángel Chávez López. En 1955 ingresó a la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, culminando sus estudios en 1959. Sus obras se encuentran en numerosas colecciones privadas y en importantes museos. Su obra Autorretrato forma parte de la galería de "Autorretratos" de los artistas del siglo XX de la colección de la Galería Uffizi, en Florencia, Italia. Desde el año 2000 Gerardo Chávez vive entre Perú y Francia, y cada vez más en su Trujillo natal, donde ha construido dos importantes espacios culturales: el Museo del Juguete, en el 2001 y el Museo de Arte Moderno, que inauguró en el 2006, con la intención de mostrar su obra y la de otros artistas nacionales e internacionales.






Gerardo Chávez López: "El primer acto", 1968. Óleo sobre tela, 162 x 130 cm.





RETROSPECTIVA
(1956 - 2017)

"Como un poseído doy vueltas a mis ideas esperando atacar lo que mañana podría ser un cuadro; pero me muerdo en el silencio tratando de organizar armoniosamente mis propios fantasmas. No terminan de producirse los primeros gestos de mis trazos, y yo me siento otro, mi cuerpo vibra, se asegura de su sangre, y los trazos siguen creciendo, hasta vomitar lo escondido de mi real sueño. Pienso en ti, Huanchaco, un atardecer rompe en tus olas para mojarte de amor con su primer beso. No muy lejos, te contempla Chan Chan, templos de barro antiguo, de pájaros y peces sabiamente estilizados: tus caminos guerreros hacen de mi creación el más profundo presente."

Gerardo Chávez López, 1981.





Gerardo Chávez López: "Nostalgias de Huachipa", 1993. Óleo sobre tela, 114 x 146 cm.





Gerardo Chávez López: "Rapto I", 1981. Pastel graso sobre tela, 130 x 97 cm.





"Sufrientes formas retorcidas vienen a mí, fantasmas, sombras y hombres hacen al nuevo híbrido de mis personajes. Y también te recuerdo, Paiján, pueblito del norte, parque frutal de mi niñez, de tus cuentos de medianoche, de tu heráldico diablo a caballo blanco, arrasando de fuego sus calles de silencio. Más tarde un horizonte de perros sin rostro brillan sus dientes, el hombre se retuerce, nace el transparente habitado, las ranas de enorme sexo danzantes trepan en las penumbrosas siluetas de mujeres eternas. Muy cerca a nosotros, una masa de animal-hombre carga desesperadamente el último ídolo imaginario de libertad."

Gerardo Chávez López, 1981.





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López: "Vendedora de piña", 1959. Óleo sobre tela, 100 x 80 cm.





Gerardo Chávez López: "Caballos salvajes del alma", 2016. Tierra natural sobre tela y madera. (Detalle)





LOS CARRUSELES DE CHÁVEZ
Caballitos del alma

"Cuando yo era niño, mi caballo era un palo de escoba vieja con las cerdas bien gastadas de un lado. Casi terminaba en punta, dibujando la cabeza de un caballo; a veces parecía un pájaro. Terminé poniéndola dos rueditas con esas latitas de betún Nugget. No sé si la idea era ir más rápido, pero la verdad es que no avanzaba mucho. Así me lo recordaba siempre la señora Eudocia López, quien al verme me decía: "Piloncito, qué haces, hijo", y me daba mi propina de 5 o 10 centavos, suficiente para comprarme un pan de dulce o un bizcocho. Pasaba su mano sobre mi cabeza, como acariciándome y me decía: "¿Por qué estás triste siempre, hijo?" - "Estoy esperando la fiesta del pueblo para ver los caballitos del carrusel [...] Yo, supuestamente, era uno de los más juguetones, pero algo triste, siempre [...] También conoció a mi madre, cuando mi viejita hacía su peregrinaje por el pueblo de Paiján hacia la fiesta del Señor de los Milagros, con la esperanza de ver a mi padre. ¡Cuánto habrá sufrido mi pobre vieja por ese amor!"

Gerardo Chávez López, 3 de octubre de 2012.





Gerardo Chávez López: "Caminante en la oscuridad", 1980. Óleo sobre tela, 130 x 97 cm.





Gerardo Chávez López: "Volcán vegetal", 1967. Óleo sobre tela, 179 x 249 cm.





Gerardo Chávez López: "La rou", 1975. Pastel graso sobre tela, 130 x 97 cm.





"En ese pueblo de Paiján yo también sufrí mucho, pero lo compensaba comiendo las provocativas frutas verdes de las huertas solitarias. ¡Paiján, Paiján! Lloré tanto cuando me fui de ti. Fue un día de enero... ¡no! un día de febrero, cuando las fiestas del pueblo ya estaban terminando. Hasta la misma banda que acompañó la procesión tocó sus valses más tristes ese día. Cómo decir, la fiesta estaba organizando, ahí donde las fiestas pasan y duermen los pasos vividos junto a los hombres eternos. No deja de ser maravilloso cuando uno espera espera las fiestas, pero cuando estas terminan es como cuando el amor se va [...] Mucho tiempo después, cuando la memoria me llevó a ser un niño grande, soñé tantas veces con ese caballito de mi niñez y con el carrusel de colores alegres. Y un día lo descubro en la plaza de Chosica, mientras me paseaba con mi hijo Gerardo Amador, entonces de dos años. Mi ilusión volvió a nacer, mi niñez palpitaba, fue como si hubiese encontrado lo que el tiempo había escondido por más de 50 años. Sin negar mis lagrimones de niño grande, mi garganta se anudó: "¡Aquí estás!", le dije. "Te encontré, caballito de mi carrusel, te pintaré, te pintaré. ¡Si, te pintaré!"

Gerardo Chávez López, 3 de octubre de 2012.





Gerardo Chávez López: "Paisaje de los Cóndores, Chaclacayo", 1955. Óleo sobre tela, 33 x 42 cm.





Gerardo Chávez López: "La procesión de la papa", 1995. Tierra natural sobre yute. (Detalle)





Gerardo Chávez López: "Composición en ocres", 1960. Óleo sobre tela, 108 x 148 cm.





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López: "El último ídolo", 1980. Óleo sobre tela, 200 x 250 cm.





Gerardo Chávez López: "Mirando al sur", 2002. Óleo sobre tela, 130 x 97 cm.





Gerardo Chávez López: "Los de allá", 2009. (Detalle)





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López: "Nacer con dolor". Pastel graso sobre tela, 104 x 146 cm.





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López: "Niño de Paiján", 1996. Óleo sobre tela, 180 x 150 cm.





Gerardo Chávez López: "Los emigrantes en casa de Carlos Revilla, Bruxelles", 1973. Pastel graso sobre tela, 200 x 250 cm.





Gerardo Chávez López:  Panel 4 de 7. (Detalle)





Gerardo Chávez López: "Mangeur d´illusions", 1985. Óleo sobre tela, 200 x 210 cm.





Gerardo Chávez López: "Cabeza de mosca", 1968. Óleo sobre tela, 100 x 73 cm.





Gerardo Chávez López: "Instigadores de la duda", 2011. Tierra natural sobre tela de yute. (Detalle)





Gerardo Chávez López: "Cubasí - Triptico", 1965. Óleo sobre tela. (Detalle)





Gerardo Chávez López: "Bestias alegres de la muerte", 1970. Óleo sobre tela, 114 x 146 cm.





Gerardo Chávez López: "Composición", 1978. Pastel graso sobre tela, 130 x 97 cm.





Gerardo Chávez López: "Caballos salvajes del alma", 2016. Tierra natural sobre tela de yute y madera, 250 x 400 cm.





Gerardo Chávez López: "Seres que vivían uno por uno", 1966. Óleo sobre tela, 220 x 180 cm.





Gerardo Chávez López: "La Justicia en su laberinto", 2009. Tierra natural sobre tela de yute, 500 x 600 cm.





Gerardo Chávez López: "Caballos del circo", 2010. Acrílico sobre tela. (Detalle)





Gerardo Chávez López: "Los de allá", 2009. (Detalle)





Gerardo Chávez López: "Parque El Olivar", 1994. Óleo sobre tela, 250 x 200 cm.





Gerardo Chávez López: "Juegos en el agua", 1972. Óleo sobre tela, 114 x 146 cm.





Gerardo Chávez López:  Panel 3 de 7. (Detalle)





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López: "Les chercheurs de la lune", 1982. Óleo sobre tela, 146 x 114 cm.





Gerardo Chávez López: "Los caballos eran ágiles", 2012. Acrílico sobre tela, 200 x 250 cm.





Gerardo Chávez López: "La procesión de la papa", 1995. Tierra natural sobre yute. (Detalle)





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López: "Caballito de otoño", 1994. Óleo sobre tela, 180 x 150 cm.





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López.





Gerardo Chávez López: "La procesión de la papa", 1995. Seis paneles en tierra natural sobre yute, 250 x 1200 cm.





Gerardo Chávez López: "Estudio - La Justicia en su laberinto", 2009. Tierra natural sobre tela de yute, 190 x 230 cm.





Gerardo Chávez López: "Carrousel de mon fils", 1997. Óleo sobre tela, 130 x 130 cm.





Palabras de agradecimiento al personal del "Ministerio de Cultura", por el apoyo prestado para la realización de este reportaje fotográfico.



________________________________________________________________________
Fotografías: son propiedad de Gino L. Ataucusi Arenas